Blogger Widgets

sábado, 28 de enero de 2017

Una antorcha en las tinieblas

Tenía muchísimas ganas de leer este libro después de haber leído el primero pues había terminado de una forma donde la intriga estaba a flor de piel. Lamentablemente, y como muchas segundas partes, no ha cumplido las espectativas. 

Se supone que si el primero se utiliza a modo de introducción como todo buen primer libro de saga, en los siguientes tienes que explorar el mundo que has creado, darle vidilla al asunto, no meter tanta pero tantísima paja al más puro estilo de Heredera de Fuego de Sarah J. Maas. Se agradecen los capítulos añadidos por Helena, pero al mismo tiempo, sobran, a no ser que en el tercero (fecha de salida retrasada, por cierto) sirvan para algo. 

Por si fuera poco, la subtrama de romance le quita toda la posible epicidad que se pueda crear con el Imperio Romano que creó. Creo, y solo creo, que la autora creó un mundo y al darse cuenta de que no daría para mucho lo alarga y o alarga para ver hasta donde llega ¿Sabéis quien hizo eso? Eoin Colfer, y no le salió el juego muy bien. 

 Pero bueno, el punto bueno de esta autora, es que como Victoria Aveyard, sabe escribir un final que disipa todas las dudas y te hace clamar por el siguiente ¿Cuándo llegará? A saber.

No hay comentarios:

¡Tu comentario mantiene el blog vivo!